martes, 29 de marzo de 2016

El gobierno frena el desarrollo del Sistema Satelital Geoestacionario Argentino de Telecomunicaciones

Sigue a continuación una nota publicada ayer (28/3) en LATAM SATELITAL, destacando el anuncio del nuevo gobierno de paralizar el desarrollo del Sistema Satelital Geoestacionario Argentino de Telecomunicaciones (SSGAT).

FRENO A LA CONSTRUCCIÓN DEL ARSAT-3

En una nota al Cronista.com, el Presidente de ARSAT,  Rodrigo De Loredo confirmó que la construcción del tercer satélite de la operadora satelital argentina se encuentra frenada. Repuesta de Matías Bianchi, su predecesor.


En una nota publicada por el Cronista, el presidente de ARSAT y yerno del Ministro de Comunicaciones Oscar Aguad, confirmó a ese medio que la construcción del tercer satélite de la operadora satelital de comunicaciones estatal ARSAT se encuentra frenada.

Apenas arribado a su nueva función, De Loredo, de profesión abogado y sin antecedentes en la actividad espacial ni en telecomunicaciones, cuestionó la firma del contrato por la carga útil del ARSAT 3, por haberse realizado sobre el cambio de gobierno. Luego también cuestionó el diseño del satélite y por último, la falta de fondos para su construcción debido a la ausencia de ingresos por servicios de ARSAT 2.

Rodrigo De Loredo, presidente de ARSAT y
yerno del Ministro Aguad.

De Loredo declaró al Cronista: “Llegamos y nos encontramos con que habían lanzado el Arsat-2 sin haber comercializado absolutamente nada. Ahora estamos presentando los permisos para vender la pisada del satélite“, dijo. En este sentido, el Gobierno ya presentó los documentos en Canadá; Estados Unidos; México y Brasil. “Es un trámite lento, pero entendemos que en los países del norte se hará más rápido”.

La respuesta de Matías Bianchi

Entrevistado por Daniel Tognetti en Radio del Plata, Matías Bianchi, presidente de ARSAT entre 2013 y 2015, responsable del lanzamiento de los satélites ARSAT-1 y ARSAT-2, declaró no encontrarse sorprendido porque este tipo de políticas son las que planificó la Alianza Cambiemos, más allá de que las denominaran “Campaña del miedo”.

Matías Bianchi, presidente de ARSAT entre 2013 y 2015.

Respecto a la falta de comercialización de los servicios de ARSAT 2, Bianchi dijo que, al cierre de su gestión, la empresa tenía firmados contratos por el 30% de la capacidad del satélite y que había un plan para tener para el año 2017 el 80% ocupada. Bianchi vinculó a su vez estas declaraciones con las que realizara el Ministro Aguad respecto a que ARSAT no busca competir con el sector privado, explicando que ocupar ARSAT 2 implica quitarles negocios a operadores satelitales internacionales.

Bianchi remarcó que si la empresa satelital no va a competir con el privado, es imposible autofinanciarse. También aclaró que ARSAT 3 se pensaba financiar con los ingresos de ARSAT 2 pero también de ARSAT 1, lanzado en 2014, más préstamos privados a la empresa para su construcción.

Bianchi también se refirió a que detener el desarrollo satelital tiene implicancias en las posibilidades de la Argentina de competir a nivel mundial en la industria de construcción de satélites y que en el marco de la Ley 27.208 de desarrollo de la industria satelital, donde está programado el ARSAT 3, se planificó mejorar la competitividad y aumentar el componente de desarrollo tecnológico nacional.

El futuro llegó, y se fue

Tras estas declaraciones, el futuro de la empresa de telecomunicaciones estatal que experimentó un extraordinario crecimiento alcanzando premios internacionales, parece ser sombrío.

Las declaraciones de la conducción actual son confusas y contradictorias, como no competir, ofrecer servicios donde no hay rentabilidad y buscar el autofinanciamiento de las inversiones. Los hechos son contundentes, falta absoluta de pagos (con las penalidades que eso genera), freno en el desarrollo satelital nacional, paralización de la TDA y condescendencia con la competencia en materia de capacidad satelital y conectividad mayorista.

Habrá que esperar para ver si estas medidas y el nuevo enfoque de la empresa continúan o no impactando en los puestos de trabajo, quedando comprometidas principalmente las áreas satelital y comercial. Esta última casi que no tendría sentido de existencia.

3 comentarios :

  1. Si el ARSAT 3 debe ser frenada por falta de auto-presupuesto y/o discrepancias en cuanto a su diseño; no debería ser esto motivo para paralizar por completo la construcción de mas satélites de comunicaciones GEO.
    INVAP que fue quien lo construyo y diseño con especificaciones del cliente ARSAT; tiene la capacidad para poder ofrecer en el mercado internacional; una vez ya demostrado el éxito con los ARSAT 1 y 2 (la confiabilidad queda pendiente porque hay que tenerlos operando años para poder demostrarlo, pero por ahora parece que funcionan bien); y así seguir desarrollando la capacidad local y mantener la mano de obra especializada.
    Es claro que esto debe ser realizado por INVAP mismo en cuanto a salir a vender satélites, con un fuerte apoyo de Cancillería y el Ministerio de Producción; y de ser posible por los descalabros para ocuparse que tienen en economía por la herencia recibida, que los Bancos Nacionales puedan otorgar financiación a los potenciales compradores; para poder ser competitivos en el mercado internacional.
    Ni mas ni menos que lo que se hace con la tecnología nuclear que exportamos.
    La función de ARSAT es explotar los servicios de los dos ya puestos en órbita; una vez alcanzada la capacidad de los mismos a un nivel razonable de alrededor del 80 % cada uno; buscar financiar el ARSAT 3 para expandir aún mas la capacidad de re-transmisión si fuera necesario; y para usarlo de back-up de los otros dos por cualquier falla que pudieran tener tanto técnica o por impactos de micrometeoritos; o residuos de otros satélites; o basura espacial.

    (La intencionalidad política de la pagina fuente de este articulo, y el direccionamiento de este blog en insistir pregonando la misma; no vale la pena gastar mas pólvora en chimangos para comentarla nuevamente; solo expresar que no me pasa desapercibida, y es el propósito de este direccionamiento, por lo tanto felicidades por el logro; si son felices? allá Uds.)

    ResponderEliminar
  2. Exacto Norberto, es así, pero andá a hacerle entender eso a los cabezas de termo de la micromilitancia adiestrada para la "resistencia".

    ResponderEliminar
  3. Re-posteo este pensamiento en esta nefasta noticia porque viene al caso :
    El diseño , investigación y construcción de un Satélite como los ARSAT son actividades muy técnicas sin dudas, pero no lo serían, no existirían, sin los fondos necesarios para ser desarrollados, en todos, absolutamente TODOS los casos de desarrollos de satélites, comenzaron siendo Políticas de Estado de los países donde fueron creados, para , en una etapa posterior, pasar a la actividad privada. Está claro que para el gobierno K , que la Argentina desarrollara satélites, era considerado una Política de Estado , por el impulso específico que le dió a esa industria, y también está muy claro que para el gobierno neoliberal actual, que la Argentina desarrolle satélites NO ES una Política de Estado, le es indiferente si el Estado Argentino posee ese know how o no, si los privados se rebuscan y los desarrollan , bien, pero que se arreglen como puedan !! .... por eso no va a apoyar la construcción del ARSAT3 y solo lo tolerará si se paga con los otros 2 que construyó CFK !! .... es claro y lo ha expresado directamente que a LACRI no le interesa que Argentina pueda vender alta tecnología , él prefiere que vendamos soja y seamos el "supermercado del mundo" ..... y, chicos, esto Sí ES UNA NOTICIA TECNOLOGICA !!! y no es una que me guste aceptar de mi gobierno, no es la Argentina que muchos de nosotros queremos tener !!!!!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.