viernes, 19 de febrero de 2016

Matías Bianchi desmiente a las nuevas autoridades de ARSAT y analiza el futuro de la empresa estatal

Sigue a continuación una nota de opinión de Matías Bianchi (ex director de ARSAT), difundida a través de la redes sociales, en la cual el ex directivo analiza el nuevo rumbo de la empresa estatal, a la vez que desmiente informaciones surgidas de las declaraciones efectuadas por las nuevas autoridades de la empresa.

SOBRE LA GESTIÓN DE ARSAT

Por Matías Bianchi

En el año 2013 la gestión ejecutiva de ARSAT presentó al directorio de la empresa un plan de negocios con horizonte a 5 años, que fue revisado y actualizado año a año. El plan de negocios no era una simple acumulación de proyecciones económico-financieras, sino que tenía una concepción basada en una mirada estratégica del país y del sector, y en un fuerte respeto a las capacidades de la propia ARSAT y de sus principales socios estratégicos.


Estos lineamientos permitieron que se pueda enmarcar el desarrollo de la empresa de modo de instalar, consolidar y mejorar los procesos y servicios involucrados.

ARSAT como empresa de servicios

En el marco de ese proceso, ARSAT logró triplicar su nivel de facturación en los últimos dos años. Para el año 2016, simplemente cumpliendo con los contratos de venta de servicios ya firmados (sin actividad comercial adicional), el nivel de facturación superará los 1.000 millones de pesos. Si a esta base se le suman los nuevos contratos a ser firmados durante 2016, la proyección de actividad comercial mínima será superior a los 1.200 millones de pesos. La facturación prevista estaba compuesta fundamentalmente por las ventas del segmento satelital (los satélites ARSAT-1, ARSAT-2 y capacidad rentada) en partes iguales al sector público y al privado. Otra parte no menor provendría de los servicios basados sobre la red de fibra óptica, que para 2018 ya superaría la facturación del segmento satelital. Asimismo, durante el primer trimestre de 2016 se completaría la capacidad de las dos salas habilitadas del datacenter, lo que haría necesaria la habilitación de las dos nuevas salas recientemente finalizadas.

ARSAT como fuente de agregado de valor

El plan de negocios preveía también ofrecer mayor valor para los usuarios finales a través de la complementariedad de los servicios que ARSAT puede brindar. Por ejemplo, se podrían conjugar las redes de alta capacidad con la flexibilidad de las redes satelitales, de modo de converger en un datacenter que permita transformar esa información. Esto provocaría un cambio significativo en la forma de encarar los nuevos proyectos comerciales, ya que implica un compromiso mayor en términos de calidad y competitividad, tanto para ARSAT como para la competencia privada.

Las ventas de servicios con valor agregado contribuyeron a llevar a ARSAT a una posición económico-financiera saludable. La proyección para el año 2015 mostraba un resultado operativo cercano al 10% sobre las ventas (el auditor externo certificó un balance al 31/10/2015 con un resultado en línea con dicha proyección). En los siguientes años ese número mejoraría a punto tal que la empresa hubiese estado en condiciones de financiar de manera autónoma la construcción de ARSAT-3 y los siguientes proyectos satelitales comprometidos en la Ley de Desarrollo Satelital. El año 2016 constituía el punto de inflexión de las inversiones que el Estado nacional realizó en infraestructura a través de ARSAT.

El agregado de valor también se veía reflejado en los planes de operación y mantenimiento, donde se definieron objetivos de disponibilidad de infraestructura superiores al 99,5%, alineados con la necesidad de mantener un alto nivel de servicio y la excelencia en los procesos que permitieran mantener costos acotados a los objetivos económicos. Después de un año de trabajo, la plataforma de Televisión Digital Abierta (TDA) demostró que la operación había alcanzado de manera sostenida esos niveles, de la misma manera que las trazas de fibra iluminada y los servicios satelitales.

ARSAT y sus activos esenciales

Los proyectos desarrollados permitieron disponer de infraestructura de altísima calidad en todas las áreas de desarrollo en las que se involucró la empresa. Para garantizar el correcto uso y explotación de la misma hubo que postular políticas para el desarrollo del principal activo de la empresa: sus trabajadores. En este sentido, se desarrollaron planes de capacitación, planes de carrera y se construyó un equipo de trabajo con altos estándares de compromiso y calidad profesional en todas las áreas.

Como empresa de telecomunicaciones del Estado, también se definió el rol que ARSAT debería asumir en la articulación con la comunidad educativa, tanto con la escuela primaria como con las Universidades para el desarrollo de carreras afines a las necesidades futuras de la empresa. Hacia fines de 2015 ARSAT contaba con dos satélites geoestacionarios en órbita, 87 estaciones de televisión digital terrestre operativas, más de 13.000 kilómetros de fibra óptica operativa, el datacenter con un 50% de ocupación y más de 50.000 antenas de televisión satelital conectadas.

Conclusiones

ARSAT se creó en el año 2006 con el objetivo de proteger las posiciones orbitales que la UIT (Unión Internacional de Telecomunicaciones, organismo especializado dependiente de la ONU) había asignado a nuestro país a través de satélites fabricados en la Argentina y, adicionalmente, el desarrollo de servicios a través de esta plataforma tecnológica.

Más tarde se incorporaron los proyectos de despliegue de la Red Federal de Fibra Óptica, la construcción de uno del datacenter más grande con que cuenta nuestro país y uno de los más importantes de Latinoamérica, y el despliegue de la infraestructura de la TDA. Todos estos proyectos presentan complementariedades desde el punto de vista de la infraestructura y los servicios, pero lo más importante es que pueden incidir en la competitividad y en el desarrollo de la industria. El impacto pudo verse muy rápidamente, ni bien se comenzaron a construir las trazas de fibra óptica, mediante una visible baja en los precios mayoristas, los cuales continuaron reduciéndose a medida que el proyecto avanzaba.

La llegada de televisión de alta calidad por vía terrestre (80 estaciones que "iluminan" más del 80% de la población) y satelital (cubriendo la totalidad del territorio nacional) y el valor agregado de la capacidad de almacenamiento y procesamiento de alta disponibilidad del datacenter generaron nuevas opciones y servicios para usuarios finales y mayoristas. La calidad y precio de los servicios brindados por ARSAT tanto a clientes públicos como privados generaron, a su vez, la necesidad de que los competidores privados mejoraran sus ofertas.

La Ley 27.208 de Desarrollo de la Industria Satelital enviada al Congreso de la Nación por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner también le asignó a ARSAT un rol clave como articulador de procesos de desarrollo de tecnología de largo plazo. Según esta Ley, ARSAT debía incorporar a la comunidad científica a los desarrollos que se encontraran en la frontera tecnológica, lo que se cumplió a posteriori mediante un convenio con el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación. Además, la Ley priorizaba la vinculación de estos desarrollos con otras industrias alejadas del sector espacial, que el MINCYT conoce en detalle a través de sus logros en el desarrollo de PyMEs de base tecnológica. Asimismo, la Ley separa claramente las fases de desarrollo, cuyo objetivo es el de mejorar y mantener actualizada la plataforma satelital, de las de construcción y comercialización de proyectos específicos, cuyo primer producto es el satélite ARSAT-3 . Lógicamente, estos objetivos tienen que ver con una definición de políticas estratégicas para el desarrollo nacional que requieren una activa participación del Estado.

Por todo esto vemos con preocupación las señales que se muestran desde la nueva gestión de la empresa, más aún en el contexto de la política regulatoria en materia de telecomunicaciones que está llevando adelante el gobierno de Mauricio Macri. Al respecto, no se deben olvidar las declaraciones del entonces Jefe de Gobierno, quien en septiembre de 2014 cuestionó el financiamiento público del ARSAT-1 e indicó que “hay mucho despilfarro en el gobierno nacional, se generan empresas satelitales que no funcionan”.

Este desprecio por el desarrollo de ARSAT hasta el momento se ha expresado en el despido de personal capacitado por motivos ideológicos, quienes han sido discriminados desde su profesión o especialización (“no son científicos”), lo que muestra un camino que confirma el comienzo de un vaciamiento de capacidades tecnológicas y humanas.

El satélite ARSAT-2, lanzado en septiembre de 2015, tiene contratos comerciales ya firmados en ejecución, uno de ellos por el 20% de su capacidad, que reemplazará el alquiler de un satélite de terceros (no implementar estos cambios requerirá de salida de divisas para pagar dicho alquiler). Para el mes de marzo de 2016 estarían firmados los contratos por el 35% de la capacidad ya reservada. No es correcta la información que se brindó acerca de la comercialización de la plataforma.

Si a esto último se suman las versiones -no desmentidas oficialmente- respecto de la privatización de la capacidad del proyecto ARSAT-3, podemos visualizar la posibilidad de que nuevamente el Estado nacional deje en manos de actores privados la capitalización del valor de desarrollos tecnológicos realizados a riesgo del Estado. Será muy difícil de esta manera mantener un plan sustentable de 20 años de continuidad en la fabricación de satélites argentinos.

Si finalmente ocurre el comentado traspaso del datacenter al Ministerio de Modernización y el desmembramiento de las capacidades de transmisión a partir de la fibra óptica, puede adelantarse que se llegará a una inexorable destrucción de capacidades y al vaciamiento de una empresa que encaró un ambicioso plan de inversión, basado en una visión y un gran esfuerzo por parte del Estado nacional, y que día a día mostraba como podía impactar positivamente en la vida de todos los argentinos desde una visión de igualdad, federalismo, desarrollo tecnológico e independencia económica.

La orientación del nuevo gobierno en materia de telecomunicaciones y de gestión de sociedades sujetas a su control ha empezado a dar señales claras de su carácter desregulador y privatizador. Por otro lado, la mentira directa respecto al proceso heredado en ARSAT, la persecución ideológica y el despido de personal con alta formación, hacen dudar de las verdaderas intenciones que tiene la nueva gestión. Ya hemos vivido en nuestro país los efectos de gobiernos que han organizado sistemáticas campañas de desprestigio de las sociedades del Estado, con el fin de malvender los activos productivos más importantes de los argentinos. Esperamos que estos primeros pasos sean solo errores fruto de la desinformación y sea posible continuar en la senda del desarrollo tecnológico de las comunicaciones al servicio de la integración de la industria nacional y de la inclusión digital.


Comentario: Bien lector, claramente nos encontramos ante declaraciones contrapuestas entre las nuevas autoridades de ARSAT y las de la anterior gestión. Debemos estar atentos para ver  cómo se desencadenan los acontecimientos; la verdad solo será revelada con el tiempo.

8 comentarios :

  1. Puro Humo. Se olvida este pibe que cuando entro en Arsat fué en reemplazo del anterior presidente también puesto por los K al que lo echaron por desviar fondos de la compañia, ah cierto, afanarle guita al estado es nac & pop.
    Por otro lado sigue haciendo referencia a las ridículas versiones de que le iban a vender Arsat-3 a una inexistente empresa llamada Talent.
    Lamentable.

    ResponderEliminar
  2. Yo no diría tan rápido que todo lo contenido en la nota sea humo, generalmente, la verdad suele estar entre las dos campanas (pero, normalmente, más cerca a una de ellas). Veo con preocupación, creciente, algunas medidas que el gobierno está tomando, que ya me permiten afirmar (mediante las políticas ya implementadas) que la industrialización no será el objetivo por los próximos cuatro años, salvo del sector ligado a las exportaciones de materias primas. Por lo tanto, es muy difícil que el sistema científico y tecnológico tenga prioridad en su conjunto, pasó siempre que se abandonó el “desarrollo nacional” o el “mercado interno” en la Argentina (dependiendo de la visión política que se tenga). Por lo tanto, en mi opinión, resta ver qué papel tendrá asignado el complejo espacial, si será parte de los sectores beneficiados o si formará parte de los que “no son eficientes”.
    Cuando se baja el poder adquisitivo de la clase media y baja, mediante una inflación mayor al aumento de salarios y la reasignación de beneficios en el sistema económico, sólo queda una alternativa para que tal situación genere un descontento menor a corto plazo, pero muy destructivo a mediano y largo… abrirse a productos industriales más baratos. En ese contexto, ¿es necesario un sistema científico y tecnológico nacional en expansión, centrado en la resolución de las necesidades internas? Claramente, no.
    Un posible ejemplo a esto que digo puede ser (aún no estoy seguro, por lo que quiero esperar para ver el efecto real) la posible disolución del proyecto de construcción de vagones en Fabricaciones Militares.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Itzamná,

      Respecto al punto que usted menciona: “la industrialización no será el objetivo por los próximos cuatro años”, compartimos su preocupación. He de decirle que durante la campaña electoral en el equipo de ArgentinaEnElEspacio nos tomamos el trabajo de buscar asiduamente el Plan Industrial del PRO/CAMBIEMOS, y con pesar nos encontramos que no tienen plan alguno. Al menos, de existir, no es de público conocimiento, lo cual es como usted bien menciona muy preocupante.

      Saludos

      Aprovechamos la ocación para que si alguno de nuestros lectores conoce la existencia de dicho plan nos lo haga llegar, por favor.

      Eliminar
    2. Hola ArgentinaEnELEspacio, no pude encontrar nada en concreto, si bien durante las elecciones se dijeron determinados puntos en la propuesta, más allá de la campaña electoral. Yo recuerdo un debate en donde un economista ligado al gobierno indicó que, durante los últimos años, básicamente, Argentina creció mediante la expansión del Estado y el mercado interno, y que la propuesta de Cambiemos, sería generar crecimiento mediante otras dos variables: el aumento de la inversión extranjera directa (IED) y el incremento de las exportaciones. Observando algunas políticas consolidadas en estos pocos meses, queda claro que se están moviendo en ese sentido, y que las materias primas son las ganadoras, por las “ventajas comparativas”, aunque puede ser que se favorezca un proceso industrializador en torno a ellas. Como dicen algunos economistas, estamos ante una probable reprimarización de la economía. Si obtengo algún plan, lo socializaré con gusto.

      Saludos.

      Eliminar
    3. Hola, acabo de leer una noticia, sobre el primer indicio de la política que afectará al sector espacial, específicamente en torno al ARSAT-3 y su posible postergación. ¿Alguien tiene más información al respecto?
      Dejo dos links de dos medios diferenciados políticamente: http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-293102-2016-02-23.html
      http://www.lanacion.com.ar/1873359-el-gobierno-preve-lanzar-un-plan-canje-de-celulares-para-mejorar-las-comunicaciones-moviles
      Saludos

      Eliminar
    4. Itzamná,

      Solo sabemos lo que ha trascendido en las notas periodísticas: atrasos en el ARSAT-3 por cuestiones presupuestarias. No se dieron a conocer nuevos plazos.
      Saludos

      Eliminar
  3. Argentina debe descolonizarse.....o no sera.....para el Pensamiento Eurocentrico Italohispanico, todo lo importado de Europa es bueno, y si un hij@ o niet@ mio hace alguna tarea, desde el mito esta demonizado....el Dr en Filosofia Enrique Dussel, creo que es una mirada para tener en cuenta....Sarmiento le decia la "enfermedad"....Atahualpa Yupanqui parecido...el adoctrinamiento para mantener concientemente o no, calo hondo.....el relato para tapar el genocidio de Europeos en America, viene en primer lugar desde la propia familia(cuentos de Luis Landriscina)(Facundo Cabral), y en 2dolugar desde la docencia con ese Pensamiento....You tube...Los Angeles Mexico año 2009 Dr Enrique Dussel....

    ResponderEliminar
  4. Basta decir que Aguad nombró a su propio yerno, un abogado que ya demostró su incapacidad para todo tipo de gestión, para reemplazar a un ingeniero al frente del proyecto. La inmundicia de este gobierno de Ceos e incapaces de country sólo puede ser aceptada por descerebrados.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.