domingo, 7 de febrero de 2016

El incierto futuro del Plan Satelital Geoestacionario Argentino

Sigue a continuación una nota publicada el pasado 5 de febrero en el portal LATAM Satelital, sobre el estado de situación de la misión ARSAT-3 que da continuidad al Plan Satelital Geoestacionario Argentino.

ARSAT-3 ESPERANDO SU FUTURO

La misión que continúa el desarrollo satelital geoestacionario de la Argentina, luego de los exitosos lanzamientos, puesta en órbita y operación de ARSAT 1 y 2,  a través de la empresa de capital estatal ARSAT S.A., se vio envuelta en la polémica en los últimos meses. A principios de diciembre de 2015, se realizó un informe televisivo sobre supuestas contrataciones irregulares, y durante el mes de enero las nuevas autoridades de ARSAT, presididas por Rodrigo de Loredo, ex concejal de la ciudad de Córdoba por el radicalismo y yerno del Ministro de Comunicaciones Oscar Aguad, plantearon interrogantes sobre la conveniencia de esta misión y las contrataciones realizadas durante la gestión anterior.


En esta nota se repasa el estado de situación de esta misión, sus principales características y se analizan los puntos que dieron lugar a las controversias de los últimos meses.

El estatuto social de ARSAT, producto de la ley de creación del año 2006, plantea los siguientes objetivos para la empresa en materia satelital:

  • Promover el desarrollo del complejo industrial espacial argentino a través del diseño nacional y manufactura en el país de satélites geoestacionarios de telecomunicaciones.
  • Preservar y explotar las posiciones orbitales que resulten o resultaren de los procedimientos de coordinación internacionales ante la Unión Internacional de Telecomunicaciones y que le sean asignadas por la Administración Argentina.
  • Incrementar la prestación de servicios satelitales en el país para aplicaciones comerciales, públicas y de gobierno.

La empresa nació con una urgencia: preservar las posiciones orbitales 72° y 81° que quedaron desprotegidas a causa de la falta de gestión en Nahuelsat. En 2015, con el lanzamiento de ARSAT-2, se cumplió con este objetivo. Esto dio lugar a la elaboración del Plan Satelital Geoestacionario Argentino 2015-2035 que fuera aprobado por el Congreso de la Nación en el marco de la Ley de Desarrollo de la Industria Satelital (27.208) el 4 de noviembre de 2015. Dentro de este Plan, se encuentra ARSAT-3 como primer paso, proyectado para ser lanzado al espacio en 2019.

El Plan aprobado como Política de Estado mediante la Ley 27.208, contempla, además de ARSAT-3, el diseño y fabricación de siete satélites adicionales llegando hasta el reemplazo de los actualmente en servicio ARSAT-1 y ARSAT-2. Sin embargo, el único que tuvo antecedentes hasta el momento fue el controvertido ARSAT-3.

Según consta en el Anexo I de la Ley 27.208, los satélites ARSAT-1 y ARSAT-2 utilizan gran parte de las frecuencias asignadas por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) para estas posiciones orbitales, pero no su totalidad.


ARSAT-1, con 24 transpondedores en Banda Ku, utiliza 1.152 MHz de los 1.500 disponibles. Por su parte, ARSAT-2 utiliza:

  • 576 MHz en Banda Ku en Sudamérica
  • 144 MHz en Banda Ku en Norteamérica
  • 320 MHZ en Banda C en Sudamérica

Esto es así, ya que la plataforma 3K que INVAP diseña y fabrica para ARSAT, con aproximadamente 3 toneladas de peso y 3.400 W de potencia disponible de Carga Útil no podría utilizar toda su capacidad con la calidad de servicio necesaria para los clientes de ARSAT. Por esto mismo, es que desde los inicios de la empresa se pensó en un tercer satélite para ocupar junto con ARSAT-2 la posición 81° Oeste.

Cuando se lanzó el Plan Argentina Conectada, que principalmente consistía en la construcción y operación de una gran red troncal de fibra óptica, el proyecto de ARSAT-3 fue modificado y se lo comenzó a pergeñar como un satélite enteramente dedicado a servicios de transmisión de datos en Banda Ka. La idea era que ARSAT-3, en la posición orbital 81° Oeste, complementara a la red de fibra óptica de Argentina Conectada. Esto fue incluso presentado ante la UIT por ARSAT en 2012.

Posteriormente, esta idea de un ARSAT-3 diseñado para dar servicios sobre la posición 81° solamente en Banda Ka fue modificada, tal como explicó Matías Bianchi en 2015 a Página 12. El proyecto volvió a utilizar frecuencias en Banda Ku en la posición 81° para completar las asignaciones de PP-SAT 1, junto con alguna capacidad en banda Ka con cobertura sobre Buenos Aires y alrededores. Para la concepción de esta última versión de ARSAT-3 se contempló un diseño flexible: puede completar la posición 81°, también podría ir a una nueva posición que la Argentina gestionara ante UIT o bien también reemplazar a alguno de los ARSAT en caso de que estos tuvieran alguna falla fatal. Esto último responde a la necesidad de preservar a los clientes ante un eventual problema.

Respecto a la Banda Ka, como se marcó en el mencionado informe, no están aún asignadas a la Argentina, sin embargo, parece desmesurado el nivel de alarma. Son frecuencias a utilizar sobre la Argentina (rondaría lo escandaloso que la UIT no lo permitiera), en una posición orbital nueva o sobre la 81° o eventualmente en la 72° y sobre todo, no hay otros satélites que utilicen estas frecuencias que pudieran llevar a un problema en la coordinación de las mismas. Por otra parte, la Banda Ka está siendo recientemente utilizada a nivel mundial para brindar servicios de transmisión de datos satelital, parece más prudente avanzar con una misión con sólo una parte destinada a esta a esta frecuencia.

En ocasión del lanzamiento de ARSAT-2, en septiembre de 2015 desde Kourou en la Guayana Francesa, ARSAT firmó un acuerdo con ArianeSpace para colocar en órbita al ARSAT-3 e incluso dejar la opción para dos lanzamientos más.

La selección de los posibles lanzadores para los satélites de ARSAT se encuentra restringida por varios motivos. Por un lado, por el tipo de componentes que integran la plataforma y las restricciones que los Estados Unidos aplican a quienes utilizan su tecnología, deja de lado algunas opciones. Por otra parte, cambiar el lanzador, si bien es posible, implica cambios en la plataforma y esto repercute en el costo de diseño y construcción así como en los seguros. Por otro lado la experiencia previa con Ariane, según declarara Bianchi, permitió mejorar los costos de lanzamiento.

La selección del proveedor de la carga útil, así como del resto de los componentes extranjeros del satélite, parece haber estado basada sobre los mismos criterios: minimizar los costos no recurrentes utilizando las tecnologías ya probadas. Esto incluye la propulsión, los paneles solares, entre otros. Al trabajar sobre tecnologías ya conocidas sobre una misma plataforma, también es importante considerar la reducción de tiempos y de riesgos.

En resumen, esta última versión de ARSAT-3, estaba concebida sobre los siguientes puntos principales:

  • Utilizar la Plataforma 3K (misma de ARSAT-1 y ARSAT-2).
  • Utilizar las mismas tecnologías para Carga Útil, Lanzador y otros sistemas.
  • Brindar servicios en Banda Ku y haces experimentales en Banda Ka.
  • Tener un diseño flexible: podría ir a una nueva Posición Orbital, a la 81° para complementarla, o reemplazar a ARSAT-1 en 72°.
  • Reducir los costos respecto a ARSAT-2 en un 25%, pasando de 285 a 213 millones de dólares (con lanzamiento y seguro).
  • Financiar la misión con ingresos provenientes de los servicios que brinda ARSAT, no con fondos del Tesoro.
  • Se encuentra dentro del Plan aprobado por la Ley 27.208.

Argentina logró destacarse, durante  la última década, en la industria satelital con el lanzamiento de los dos satélites de ARSAT, el SAC-D/Aquarius conjunto con la NASA y el lanzador Tronador, estos últimos dos de la mano de la CONAE. Los avances de la CONAE, luego de su creación durante los 90, y las capacidades en la industria nuclear de INVAP fueron pilares para este despegue. La continuidad en el desarrollo satelital depende fuertemente del cumplimento de los objetivos planteados en la Ley 27.208 del 2015 así como de los proyectos Tronador y SAOCOM de la CONAE. Las definiciones que se tomen en los próximos meses marcarán el destino de esta incipiente industria argentina que pelea un lugar en la frontera tecnológica.

En materia satelital, el futuro ya llegó. Pero no espera.

19 comentarios :

  1. Señores de Argentina en el espacio, muy mala leche lo que han hecho. El título de la nota esta es "Arsat-3 esperando su futuro", y ustedes maliciosamente se lo cambiaron a "El incierto futuro del Plan Satelital Geoestacionario Argentino". Tantas veces que critican a otros medios por ser contrarios a lo que Uds creen que son los intereses nacionales, y ahora son Uds los que tiran en contra de dichos intereses, solo porque el gobierno de turno no les gusta. Ponganse la camiseta!!! parece que no quisieran que al país le vaya bien!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, cometen los mismos manejos manipuladores que se cansaron de decir que lo hacía Clarín. Una vez Pablo Marchetti estando invitado en el programa "678" les dijo en la cara: "UDS. HACEN CLARINISMO K". Me pregunto que haría o diría Mariana Moyano o el "Profe" Romero (de Duro de Domar) cuando les enseñaba a la gente a darse cuenta de los titulares cambiados y las contradicciones que tenían esos títulos con respecto al cuerpo de la nota. Decepcionante, es de esperar que el editor de este blog Argentina en el Espacio nos de una respuesta satisfactoria, como público lector nos la merecemos. Saludos.

      Eliminar
    2. De momento hay una sola palabra que define con exactitud el clima que se vive entre la gente del sector especial argentino, y esa palabra es INCERTIDUMBRE. De parte de la nueva administración solo ha habido tibias declaraciones respecto a la continuidad de los proyectos en curso. Si las partidas presupuestarias necesarias para continuar los proyectos se materializan con el correr del año, dando así una señal clara e inequívoca de apoyo al sector, la incertidumbre naturalmente se irá disipando, pero todo esto está aún por verse.

      Eliminar
    3. Si CONAE quiere asegurarse la continuación del proyecto Tronador, debería hacer lo mismo que hizo la CNEA con el reactor nuclear CAREM; otorgarle la construcción del Complejo Argentino de Acceso Al Espacio a la constructora CAPUTO, propiedad de Nicolás Caputo, testaferro de M. Macri.
      ¡CNEA ya entendió por dónde tiene que ir para asegurarse la continuidad de los proyectos! Ja!

      Eliminar
    4. Alejandro Kvas, me gustaría saber de donde sacas eso, de que fuentes serias, porque el Carem 25 en Lima ya comenzó a construirse hace mas de 1 año (o sea durante el gobierno anterior), no tiene sentido ni verosimilitud lo que decís.

      Eliminar
    5. Alejandro Kvas supongo que estás confundiendo al prototipo de reactor de potencia Carem 25 (Lima, Bs.As) con el reactor de investigación RA-10 a construirse en Bariloche, menuda confusión, ya que son reactores tremendamente distintos tanto en objetivos como en el tipo de tecnología a utilizar. Pues bien, si hablamos del RA-10 (que es a ese a quien querés referirte en verdad) entonces es bueno informarte que la empresa de Nicolás Caputo ya había sido PRE-ADJUDICADO para las obras civiles del RA-10 EN NOVIEMBRE DE 2015 (leer el B.O. te vendría bien), o sea durante el gobierno de Cristina. De paso sería bueno que sepas que la empresa Caputo SAICYF fue un asiduo proveedor de obras de la Nación durante los 12 años de kirchnerismo. Basta verificar estos datos con la lectura desapasionada, racional y sin fanatismos políticos de los Boletines Oficiales de la última década, como estoy suscripto si querés te los puedo enviar. Saludos.

      Eliminar
    6. Lamentables las justificaciones...
      si la nota la hubiesen escrito Uds, por mi ponganle el título que quieran. El punto es que Uds copiaron un artículo de un tercero adulterándolo maliciosamente (si, el título forma parte del artículo). En vez de disculparse con los lectores, justifican su actitud en que el gobierno no les gusta, lo que además deja al descubierto el doble estandar que tienen.

      Eliminar
    7. Veo Ale que vos preferirías que se lo dieran a Lazaro Báez o Cristobal López. O tal vez una UTE donde tenga acciones Máximo no?

      Eliminar
    8. Ves muy mal Norberto. Ambos son casos de corrupción, ya sea otorgarle obras a Lázaro Báez o a Nicolás Caputo (1200 millones en La ciudad). Son dos caras de una misma moneda, ambos indefendibles y escandalosos.

      Pd: Es increíble como los seguidores de Macri se han fanatizado, y ahora defienden la corrupción de CAMBIEMOS (como en el caso de Nicolás Caputo).
      Saludos

      Eliminar
    9. JEM,
      Efectivamente confundí el reactor CAREM con el RA-10 que se va a construir en Ezeiza y no en Bariloche como voz decís (menuda confusión la tuya también), efectivamente PRE-ADJUDICADO para las obras civiles EN NOVIEMBRE DE 2015 y VERGONZOZAMENTE ratificado por Mauricio Macri que debió haberlo cancelado, ya que en su declaración jurada consta un préstamo de $ 18.565.866,48 a su “amigo” (¿debiera decir testaferro?) Nicolás Caputo.
      Y te digo lo mismo que que dije a Norberto Costello, es muy gracioso ver como los seguidores de CAMBIEMOS hacen la vista gorda a la corrupción del macrismo. Se han fanatizado al mejor estilo de La Cámpora.

      Eliminar
    10. Alejandro Kvas, ¿y vos estás al tanto de cuantos oferentes se presentaron y quienes eran? No me hiciste caso cuando te aconsejé que leyeras el B.O. Te informo que eran solo TRES (3), el otro oferente fue IECSA, cuyo dueño es un primo de Macri, o sea que si no lo ratificaba a Caputo entonces la obra se la quedaba ¡el primo!, y ahí si te quería ver rezongar. Y el tercer oferente era el Grupo Petersen (de los Eskenazi), empresarios con muchas historia en común con los Macri en varias sociedades en distintas épocas, por lo tanto también vos le verías la quinta pata de haber sido adjudicados ¿Esto no es EEUU en donde existen cientos de empresas de construcciones civiles supercalificadas que sean capaces de construir esa infraestructura cumpliendo los estrictos y rigurosos estándares exigidos lógicamente por la CNEA. Es por eso que se presentaron pocos ¿Y qué se debía hacer entonces? ¿declarar desierto el concurso y llamar a una transnacional europea o yanqui? Te imaginás si Macri hubiera hecho eso! Estarían todos Uds. en la Plaza queriendo voltearlo ¿No son uds. los que baten el parche a cada rato para que no se le den contratos a las compañías extranjeras? A lo mejor para vos la solución hubiera sido ABANDONAR EL PROYECTO RA-10!, ya que ninguno supuestamente calificaba. No proyectes TU FANATISMO personal en los demás, si hubieras leído los pliegos (sin pasiones, como lo hice yo), te hubieras enterado de la identidad de los oferentes y su exigua cantidad (3) y la apertura de los sobres publicados en el B.O. no hubieras escrito lo que escribiste. PD. en lo que si acertaste es en la ubicación correcta del RA-10. Saludos.

      Eliminar
    11. Jem M,

      Aquí el único fanático sos vos. Yo condeno (evidentemente no leíste mi respuesta) la corrupción kirchnerista como la Macrista. Ambos gobiernos tienen corrupción, basta ver lo escandalosa que ha sido en la ciudad de Bs As durante los 8 años de gestión de Mauricio Macri como jefe de gobierno, quien otorgo obras públicas por 1200 millones de pesos a su mejor amigo (Nicolás Caputo), a quien le prestó 18 millones de pesos ($ 18.565.866,48 según su última declaración jurada). Solo un fanático puede defender un acto de corrupción tan evidente y escandaloso.

      Eliminar
    12. Pareciera que hay un gran detalle que todavía no entendés, esto es un blog sobre actividaes espaciales en nuestro país, saliste con lo del reactor nuclear y ante tamaña especulación absurda que hiciste te la rebatí. Quiero que entiendas algo, no soy porteño y jamás viví en Baires, si uds. tuvieron problemas de corrupción con Macri siendo "intendente" es algo que lo sabrán uds, acá yo opino sobre Argentina en el Espacio, de eso se trata este blog. Si se les rompió el caño maestro del agua por culpa de que Caputo afanó materiales, pues será un tema a tratar en los foros correspondientes. Yo no defiendo lo que no conozco, si saltás con la ridiculez que pusiste sobre la CNEA no te lo puedo dejar pasar. Si te atuvieras al hilo del debate harías mejor tu "trabajo". Acá la empezaste vos diciendo que la CNEA adjudicó adrede las obras a Caputo para quedar bien con Macri. Ante tamaña conjetura sin sustento te la refuté exitosamente CON PRUEBAS de que la misma ya había sido direccionada hacia la empresa de Caputo durante la administración anterior, a lo que vos respondiste que Macri debió haber dejado sin efecto ese acto. Entonces te DEMOSTRÉ el problema que se hubiera suscitado de todas formas a tenor de la minúscula cantidad de oferentes en la licitación, y te pedí (simbólicamente) tu solución al problema, 1) Macri debiera adjudicarlo a una transnacional gringa? o 2) debiera declarar desierto el concurso? ya que los 3 oferentes tienen relaciones de algún tipo con él, tal vez tu objetivo sea que el reactor no se haga y ya. No me lo respondas acá a ese tema porque no es el foro adecuado. La próxima vez intentá mejorar tu comprensión lectora, y no te fanatices tanto. Saludos.

      Eliminar
  2. Según la "opinión" en el primer párrafo de esta transcripción de una nota "descriptiva"; se puede interpretar que cualquier acto de contratación ilegal o sobreprecios por corrupción; o no cumplir con las leyes vigentes de contratación de estado; deberían ser obviadas en aras de mantener intacto el proyecto satelital del anterior gobierno, sin levantar mucho la perdiz si hay negociados adicionales.
    Me parece poco serio; por ahora no hay mas que investigaciones de lo actuado como auditoria; absolutamente necesario para que la población conozcamos de que se trata; ya que somos nosotros los que pagamos este proyecto; no un gobiernos (no ponen dinero de su bolsillo, sino del nuestro; ni el anterior ni el actual); y queremos estar seguros que los costos pagados y la calidad de la tecnología aplicada es acorde a lo que podemos y estamos dispuestos a pagar. Cual es el problema entonces???
    Que el congreso haya aprobado una ley; queda ámpliamente demostrado que no es garantía de nada siendo el Congreso Argentino como es.
    Espero que el ARSAT 3 se construya en tiempo y forma; y que sea un éxito como espero que lo sean el 1 y el 2 (aún no tengo mucha evidencia del éxito en cuanto a su aplicación; ya que funcionan y fueron lanzados exitosamente; pero que servicio están ofreciendo a al población actualmente??? no me queda muy claro, su grado de utilización, beneficio concreto, repago, etc.).
    Pero no quisiera que alguien se enriquezca indebídamente como hay miles de casos en Argentina (Yacireta; Atucha II; Irizar; Skanska,FFAA; .......); a costa de el ARSAT 3.

    ResponderEliminar
  3. El editor de la página justifica la tergiversación del título original, del artículo que "copió", con la excusa que la administración actual solo ha hecho "TIBIAS" declaraciones sobre la continuidad del Proyecto. Pues bien señores, deberemos acostumbrarnos a tener un Gobierno NORMAL, o sea gobernantes que no hacen "circos" cada vez que cumplen simplemente con su trabajo. Si la comparación es con la gestión anterior en la cual cada cosa que se proyectaba hacer insumía centenares de horas mediáticas de propagandismo exagerado, discursos y peroratas sobreabundantes, y millones de pesos en pautas desmedidas y despilfarradas, pues entonces debo decir que me gusta esta PARQUEDAD del cambio. Volvimos a la normalidad señores, un país donde los gobernantes simplemente deben hacer su tarea y cumplir sus obligaciones sin esperar aplausos obsecuentes ni molestarnos a los ciudadanos con una presencia de horas mediáticas desmedidas ni cadenas sin sentido. Me hubiese gustado que la misma sed de detalles y "certidumbres" estos mismos militantes la hubieran practicado en exigir informes, declaraciones y certezas sobre los COSTOS Y PLAZOS SUPERINFLADOS en la "reparación" del rompehielos Írizar. Pero claro eso se llama "medir con la misma vara". Saludos.

    ResponderEliminar
  4. El apoyo, o no, del actual gobierno al programa espacial argentino está pronto a evidenciarse. En unos meses más, o quizá menos, podremos ver claramente las intenciones que tiene, simplemente observando si ajusta el presupuesto del sector a la galopante inflación que desencadenó (y a la que sigue incentivando con nuevas medidas, a estas alturas del ejercicio del nuevo presidente no se puede negar).
    No obstante, queda claro que el programa geoestacionario argentino debe continuar, más allá que surjan inconvenientes, como los tuvo el Nahuel 1, ya que de los errores se aprende (todas las actuales potencias tuvieron y siguen teniendo fracasos, y ni por asomo se plantean suspender sus programas espaciales, incluso en casos de potencias emergentes como Brasil). El ARSAT 3 resulta fundamental para consolidar el sistema geoestacionario, brindado además la posibilidad de utilizar carga útil y sistema de propulsión diferentes a los empleados hasta ahora. Lo mismo sucede con el Tronador II y los SARE, que dependen del primero para materializarse. Estos tres proyectos son fundamentales para consolidar a la Argentina como una potencia regional en el ámbito, e incluso con proyección global.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. El sistema satelital argentino esta muerto, o todavía creen en globos de colores.

    ResponderEliminar
  6. Todavía creen en globos de colores, el sistema satelital argentino está muerto. Es una lastima porque remontar este descalabro llevará mucho tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vos estarás muerto, junto a los K. Seguro que vos crees en el Indek...

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.