sábado, 26 de septiembre de 2015

El resurgir del Fénix

EL RESURGIR DEL FÉNIX

Por Javier García, ArgentinaEnElEspacio

La Fuerza Aérea Argentina lleva adelante el Programa de Acceso al Espacio Para la Defensa, cuyo principal objetivo es contar con la capacidad de construir y orbitar microsatélites con medios propios.

Mockup del cohete Fénix. Foto: Esteban Brea.

Cuenta la mitología que el Fénix era un pájaro fabuloso que lograba resurgir de sus cenizas luego de haber muerto, y es difícil hallar una mejor analogía a la hora de pensar en el programa de cohetería que la Fuerza Aérea está desarrollando.

La misión de la Fuerza Aérea es ejercer el control del espacio aéreo sobre el territorio nacional, incluyendo no solo el territorio continental, sino, además, el marítimo. Entre las diversas tareas que desarrolla para lograr la concreción de dicho objetivo, se encuentra la de observación y vigilancia, tarea que realiza valiéndose de medios diversos, tales como aeronaves y radares, y a los cuales pretende sumar pronto satélites.

El Programa de Acceso al Espacio Para la Defensa es un intento a través del cual la centenaria institución intenta recuperar capacidades y retomar proyectos que a fines de los años 80 fueron detenidos por mandato del gobierno menemista, que dispuso el cese de las investigaciones y trabajos que se realizaban en el campo de la cohetería, y cuya consecuencia fue una extensa inactividad que se extendió por casi un cuarto de siglo.

Transcurrida ya la extensa noche, nuevos acontecimientos políticos permiten a la fuerza proyectar un programa cuyo objetivo es desarrollar la capacidad de construir y orbitar satélites de hasta 50 kg en un plazo no mayor a 8 años, para lo cual se diseñan tres familias de vectores (Fénix, Sirio y Águila), todos ellos impulsados mediante tecnología de combustible sólido. A modo de garantizar el éxito de su concreción, se incluye dentro del programa la participación de diversas instituciones del quehacer científico y tecnológico del país (CITEDEF y universidades públicas).

Ya señalado el objetivo, el primer paso en pos de alcanzarlo consiste en recuperar capacidades elementales en materia de cohetería, que, como ya señalamos, se perdieron durante los años de políticas neoliberales que asolaron al país desde 1989 hasta la gran crisis económica del 2001, período en que  resulta destruido parte importante y fundamental del tejido productivo y científico nacional. 

Se procede entonces al desarrollo de un pequeño vector llamado Centenario que es lanzado a fines de 2013. Mediante esta experiencia, se logra realizar un ejercicio que involucra movilizar la capacidad operativa de la institución, abarcando logística,  telemetría, y recuperación de la carga útil del vector. Se prueba asimismo con éxito el combustible sólido de alta performance desarrollado por CITEDEF.

En otro frente de batalla, la fuerza echa mano a la experiencia acumulada en el desarrollo de los satélites uSAT-1 y uSAT-2 (la construcción de este último finalizó en 1999 pero no se puedo lanzar por falta de fondos para contratar los servicios de lanzamiento), se encara el desarrollo del microsatélite de observación uSAT-3 que ya se encuentra listo para ser lanzado al espacio, aunque no se ha contratado aun el lanzador para orbitarlo (se estimado realizarlo en 2016).

La resurrección del Fénix

El siguiente paso de esta saga estará a cargo del vector sub-orbital Fénix, un vehículo de 2 etapas: la primera compuesta por 4 motores de 320 mm de diámetro, y la segunda por un único motor de iguales características. Para el desarrollo del Fénix se incorporan modernas herramientas de diseño, y en su construcción se adopta el uso de materiales compuestos (por ejemplo, en su ojiva). Este vector posee módulo de telemetría, sistema de estabilización de la carga útil mediante chorros de nitrógeno (que le permitirá tomar fotografías en infrarrojo a gran altura), y carga útil recuperable. El peso del Fénix es de 2050 kg y su apogeo de 350 km portando una carga útil de 100 kg. De no mediar contratiempos, el pájaro debiera remontar vuelo en diciembre de este año.

Sirio

En el mediano plazo el programa contempla continuar con el desarrollo de una nueva familia de vectores llamada Sirio, de la cual están planificados tres vehículos: Sirio I, II y III. Con el Sirio, la fuerza volverá a ensayar un vector del mismo diámetro del cohete Alacrán (560 mm),  un vehículo desarrollado por la institución en la década del 80, del que se realizaron varios lanzamientos.
Sirio I será un vector de una sola etapa con un peso de 1143 kg,que permitirá llevar una carga útil de 200 kg hasta una altura de 210 km. Luego, el siguiente miembro de la familia (Sirio II) será un cohete de dos etapas, con un único motor en cada una de ellas. El hermano mayor de la familia, Sirio III, será un cohete de 4 etapas con él cual se espera poder orbitar una pequeña carga de 10 kg de peso.

Águila

La última familia de vectores del Programa de Acceso al Espacio Para la Defensa es Águila. Estará compuesta también por cuatro miembros: Águila I, II, III y IV. En la etapa final del programa, el Águila IV tendrá la capacidad de orbitar cargas de 50 kg. De allí en más, la Fuerza Aérea estará en condiciones de lanzar al espacio sus propios microsatélites.

Los acontecimientos políticos del devenir definirán la suerte del programa, su éxito o fracaso. Por lo pronto, el Fénix ha resucitado.

11 comentarios :

  1. Este es el milésimo anuncio de este cohete en los últimos 5 o 6 años...esta sucesión de anuncios y promesas eternas que nunca se materializan ya cansa un poco. Han mostrado la maqueta de este cohete en cuanta feria o evento aparece, pero nunca lo lanzan!!!! Parece joda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Traducción: El "resurgir" del Fenix es volver a fabricar el cohete Castor de la decada del ´70; que fue diseñado por el equipo liderado por el Comodoro Aldo Zeoli; uno de los pioneros de la coheteria Argentina. El Castor fue lanzado 8 veces desde el 22 de Diciembre de 1969 el primer prototipo; hasta el año 1979 con dos lanzamientos en Perú; y también están incluidos dos lanzamientos desde la Base Marámbio en 1975.
      Me parece muy bien recuperar capacidades; pero no me queda claro si tecnológicamente hablamos de avance o nostalgia. Por otra parte la explicación de la epoca neoliberla de la que todos los integrantes del actual gobierno de edades de 50 años para arriba han participado; no veo que agregado de valor le da a la nota periodística/política/de apriete? a los futuros gobiernos?

      Eliminar
  2. Que fácil que es criticar desde la comodidad de un teclado. Los Técnicos e Ingenieros que trabajan en este proyecto ven con frustración cada posposición de los plazos. Pero lamentablemente los fondos no son faciles de conseguir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sólo los fondos. Este tipo de proyectos implican negociaciones políticas, internas y externas principalmente. Un material como este puede llegar a Malvinas. Y el problema con Inglaterra no está resuelto! Recordá el lobby reciente que hicieron ante la posibilidad de que Argentina hiciera una alianza con Brasil para adquirir los SAAB GRIPEN que supuestamente van a fabricar en Brasil. Todos los proyectos de Defensa hay que negociarlos. Argentina en particular tiene un fuerte lobby en contra de Inglaterra; tanto para producir como para comprar. Y va a seguir diendo así hasta que se resulta Malvinas.
      En parte por eso es imprescindible contar con tecnologías sensibles para estos desarrollos. Por ejemplo: un transistor de potencia en la banda de Ghz. Nadie te vende eso. Lo mismo que en cuestiones nucleares. Muy difícil que te transfieran tecnología.

      Eliminar
  3. Por favor... dejen de querer forzar la realidad para ajustarla al relato. En matería de DEFENSA este gobierno a sido igual sino peor que el menemismo. La fuerza aerea hoy día está practicamente desmantelada. No se en que país vive quien escribió la nota, pero decir que la fuerza aerea va a lograr satelizar cargas de 50 Kg en menos de 8 años es como mínimo una tomada de pelo. Es más, hace un tiempo se anunció esto mismo que acá se presenta como noticia, y el plazo para tener los Aguila funcionando era en 2019. Ni que decir de los 40 Pampas III que se anunciaron hace varios años y que de acuerdo a los plazos originales ya deberían estar volanto y todavia no se a visto más que un solo prototipo en exhibición. O los Mirage que se retiran sin que haya reemplazo de los mismos, perdiendo el país la capacidad de interceptación.
    No nos olvidemos que el MinDef, a diferencia de lo que ocurre con la CONAE y CNEA (están manejados por expertos con amplia trayectoria en el área), es dirigida por un inepto como Agustín Rossi, que entiende de Defensa lo mismo que yo de arte abstracto.

    Saquen sus propias conclusiones.

    ResponderEliminar
  4. Ya señalado el objetivo, el primer paso en pos de alcanzarlo consiste en recuperar capacidades elementales en materia de cohetería, que, como ya señalamos, se perdieron durante los años de políticas neoliberales que asolaron al país desde 1989 hasta la gran crisis económica del 2001, período en que resulta destruido parte importante y fundamental del tejido productivo y científico nacional. ESTE BLOG NO CONTIENE CONTENIDO IDIOLOGICO? se suponen que éste tipo de noticias lo consumimos personas estudiadas y con cierta inteligencia ....entonces porque estas palabras precedentes o creen que la repeticion de una pseuda mentira la convierte en verdad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado lector,

      Si usted juzga que existe mala intención (“repetición de una pseuda mentira”) en nuestro trabajo, no pierda su valioso tiempo leyendo nuestro blog.


      Saludos cordiales

      Eliminar
  5. Demóstenes es un troll, nada más.

    ResponderEliminar
  6. Respuestas
    1. Demóstenes: y en que te sentís acertado vos? explicanos... si podés. Por tus comentarios en cuando lugar encontrás para denostar y burlarte sugieren que no vale la pena hacer nada. Cómo te imaginás que es el derrotero de un proyecto de la complejidad de los que se comentan en este blog? Te das una idea de las restricciones tecnológicas, económicas, políticas internas, políticas externas y hasta de estupidez humana que debe implicar un proyecto de un misil de mediano alcance? Comparto cierto disgusto cuando se anuncian y hasta lanzan proyectos e inmediatamente quedan en la nada: por ejemplo la fantochada de la tuneleadora del Sarmiento después de la tragedia de Once. Entre otros muuuchos. Pero qué ganás o aportás haciendo este tipo de comentarios en un blog que se propone comentar el estado de situación de un sector científico tecnológico de tu país? Aportá algo! Interesate por averiguar los motivos por los cuales los proyectos no avanzan y dá tu punto de vista sobre qué y cómo habría que hacer para que prospere. Con tus comentarios pareciera que estás "exigiendo" algo, que te "deben" algo. Y por favor no salgas con la huevada de "yo pago mis impuestos"...

      Eliminar
  7. Demostenes antipatria antiargentino todo le viene mal no encuentro 1 solo post con elogios de su parte.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.