martes, 1 de julio de 2014

El ITBA en el espacio

El Instituto Tecnológico de Buenos Aires, ITBA, estuvo a cargo de la asistencia técnica del satélite que fue desarrollado y financiado por la empresa argentina Satellogic SA, con el apoyo de otros proveedores externos nacionales e internacionales.

El pasado 19 de junio, a las 16:11:11 hora argentina, se produjo con éxito el lanzamiento de la 15va misión del programa Dnepr desde la base aérea Dombarovsky en las cercanías de la ciudad de Yazny, Rusia. A bordo del vehículo se encontraba el microsatélite argentino BugSat-1 “Tita” junto con otros 32 satélites de diferentes tamaños y nacionalidades, en un lanzamiento nuevamente récord.

El Dr. Ing. Pablo Leslabay, miembro del Departamento de Ingeniería Mecánica y Naval del ITBA explica: “Trabajamos desde Agosto de 2011 junto a Stallogic en esta aventura espacial. La tarea de nuestro equipo conformado por alumnos y egresados del Departamento de Mecánica del ITBA fue dirigir y ejecutar los diseños mecánicos necesarios para llevar adelante las diferentes misiones perseguidas a corto, mediano y largo plazo en el proyecto”.

La misión principal de “Tita” es la de probar una plataforma para la observación de la tierra desarrollada en la argentina, de bajo costo y capacidad de ser producida “en serie”. En este aspecto, aproximadamente el 70% de los componentes del satélite han sido diseñados en el país, y una respetable parte de los mismos también han tenido manufactura local. Pablo Leslabay agrega, “Podemos decir que hay componentes made in ITBA funcionando satisfactoriamente en el espacio en este momento.”

Otra tarea liderada por el equipo del ITBA fue la planificación, ejecución y evaluación de las pruebas ambientales del satélite. Las mismas fueron realizadas en el laboratorio del GEMA de la Universidad de La Plata.

Hoy, tras casi dos días de recabar telemetría con estaciones terrenas en Bariloche y Tortuguitas, y el entusiasta apoyo de la comunidad radioaficionada internacional, se puede asegurar que el satélite se encuentra funcionando bien y vigoroso, con su actitud completamente controlada, y hasta ha superado ya un problema de orientación solar siguiendo comandos enviados desde tierra.

El primer objetivo de “Tita” es probar toda la plataforma de servicios (Power, Board Computers, Communication Radios, AODCS) funcionando en conjunto y después correr experimentos particulares a bordo: un receptor GPS propio (sin limitaciones de velocidad y altura), una radio de alta tasa de transferencia (HBR) propia, cámaras miniatura para video-streaming.

El segundo objetivo es testear el primer sistema óptico de alta resolución (en esta ocasión 2.2mts/pixel en pancromático) de la empresa, con el que se busca evaluar diferentes parámetros de la compleja fotografía espacial y descargar imágenes de la tierra, primero en baja resolución y si todo sale bien al final en alta resolución.

La estructura y mecánica de “Tita” fue concebida, diseñada y construida siguiendo las directivas del equipo del ITBA y fue en parte manufacturada en los talleres del CIDIM. “Tita” presenta unas dimensiones de 520mm x 500mm x 275mm, con una masa de 22.7kg. También viaja a bordo de “Tita” una placa experimental de INTI llevando memorias resistivas o Mem-ristores.

Fuente: ITBA
-----------------------------------------------------------------------------------------------
Comentario: Según deja trascender la nota, a bordo del Bugsat-1 viaja un dispositivo de memoria resistiva MeMoSat para ser probado en el ambiente adverso del espacio exterior, lo que constituye una muy buena noticia.  Las memorias MeMoSat son diseñadas y construidas en el país, y han sido pensadas para funcionar bajo condiciones extremas de exigencia, en aplicaciones del sector espacial y nuclear. Para más detalles sobre el proyecto MeMoSat ver aquí

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.