lunes, 26 de mayo de 2014

Avanza el proyecto ANDES. Un laboratorio ubicado bajo 1700 metros de roca en la Cordillera de los Andes

El anhelo de realizar investigaciones sobre el Universo desconocido, geofísica, envejecimiento celular y desarrollo tecnológico desde las profundidades de la Cordillera ya tiene existencia a nivel internacional y gubernamental. El diseño de los laboratorios está casi resuelto. “Será un año de definiciones”, anticipó el mentor del proyecto ANDES, Xavier Bertou, a la Agencia CTyS.


Emanuel Pujol (Agencia CTyS) - El laboratorio subterráneo estará ubicado bajo 1700 metros de roca, donde se podrán realizar experimentos en condiciones de baja radiactividad y con suma precisión. Dichos estudios serán de alto impacto a nivel mundial y, por primera vez, un proyecto de tal magnitud será definido y estará a cargo de los países latinoamericanos.

El doctor Xavier Bertou comentó que se ha dado un gran paso al firmar la creación de la unidad del proyecto ANDES dentro del Centro Latinoamericano de Física (CLAF). “Es una organización que cuenta con el apoyo de la UNESCO y de la que participan la mayoría de los países de América Latina, por lo que la idea de ubicar el primer laboratorio subterráneo del hemisferio sur en la frontera entre Argentina y Chile ya ha alcanzado existencia a nivel internacional y a nivel gubernamental”, valoró.

Los laboratorios se establecerán en la parte más profunda del túnel Agua Negra que, una vez construido, unirá la provincia argentina de San Juan y la región de Coquimbo en Chile. Allí, se podrá estudiar la materia oscura, la cual compone el 85 por ciento de la materia del Universo si bien poco se sabe de ella; además, bajo la Cordillera, se elaborarán proyectos de geofísica, de pureza de materiales, de impacto de los rayos cósmicos en micro-chips, entre otras temáticas.

Es muy difícil detectar la materia oscura, pero el hecho de que pueda traspasar la roca de las montañas sin ser detenida es lo que hace viable estudiarla con tecnología de última generación en laboratorios subterráneos, donde las cavernas están blindadas de la radiación cósmica. Una cualidad semejante poseen los neutrinos, que son partículas elementales que también serán estudiadas por el proyecto ANDES.

Argentina, Brasil, Chile y México son los países que apoyan fuertemente esta iniciativa. “Colombia también ha mostrado un gran interés y, ahora que estamos dentro del CLAF, vamos a enviar una invitación a los distintos países que la conforman”, aseveró Bertou, investigador de la CNEA y del CONICET especializado en el estudio de la materia oscura.

En los meses próximos, se definirá el modo en que cada país participará de los experimentos que se realicen en este laboratorio subterráneo que demandará una inversión cercana a los 10 millones de euros y tendrá una caverna principal de 21 metros de ancho por 23 metros de alto y 50 metros de largo.

Se buscará que todos los países latinoamericanos formen parte de la colaboración. “Argentina, Brasil, Chile, México y, tal vez, Colombia realizarán una contribución monetaria mayor y también tendrán una participación diferenciada en la toma de decisiones”, detalló el coordinador de ANDES.

Concretar un proyecto del que participan diversos países tiene sus complejidades. En efecto, Bertou aseveró que “el estar en el CLAF también es importante a nivel práctico, porque facilitará el manejo del dinero y la toma de decisiones”.

Momento de definiciones del proyecto ANDES

Actualmente, está abierto el llamado a licitación internacional para la construcción de este paso estratégico entre Argentina y Chile. Hacia fines de este año, se estaría seleccionando a una empresa. En tanto, es esperable que en 2015 comience la obra, que demorará aproximadamente seis años en ser culminada.

En tanto, ya se ha comenzado el estudio conceptual del laboratorio, el cual demorará poco menos de dos meses y cuyo propósito es verificar aspectos de seguridad y si habrá la ventilación necesaria, siendo ésta una de las cuestiones más importantes en esos ámbitos cerrados.


Respecto a los terremotos que suele haber en la zona, incluso fuertes, Bertou aclaró que no son un inconveniente para estas construcciones, puesto que, básicamente, la montaña se mueve toda a la vez y los sismos no afectarán al túnel ni a las cavernas.

Posteriormente, los países miembros de ANDES deberán aportar partes iguales para solventar el estudio en detalle, que cuesta unos 300 mil euros, con el cual quedarán definidos los planos constructivos del laboratorio.

Bertou mencionó que “construir una caverna de más de 20 metros de altura a 1700 metros de profundad es complejo, porque la presión de la roca es muy fuerte; entonces, por ejemplo, hay que definir de qué manera se ubicarán los clavos en las paredes para que se relaje dicha presión”.

El estudio en detalle demorará unos cuatro meses, por lo que los investigadores esperan poder tenerlo listo para fin de año, poco antes de que se elija a la empresa que construirá el túnel. En ese caso, el proyecto científico podría ingresar dentro de la licitación, pero es posible dichos estudios demoren un poco más en ser concluidos, en cuyo caso la construcción de los laboratorios ingresaría como adicional de obra.

El coordinador del proyecto ANDES comentó a la Agencia CTyS que el diseño de los laboratorios ya está casi definido: “Por nuestra parte, hicimos un preestudio que fue evaluado de manera muy positiva por Anthony Noble, el primer director del mejor laboratorio subterráneo que existe hasta hoy y está ubicado en Canadá”.

En la actualidad, existe una docena de laboratorios subterráneos en el hemisferio norte, distribuidos en Norteamérica, Europa y Asia. ANDES será el primer laboratorio del hemisferio sur y los estudios que se realizarán allí serán de gran interés internacional, al tratar de desentrañar diversos misterios del Universo.

Fuente: Agencia CTyS

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.