lunes, 20 de enero de 2014

La empresa estatal ARSAT brindó la conectividad para la transmisión del concierto de Metallica en la Antártida

La Empresa Argentina de Soluciones Satelitales S.A (ARSAT) fue responsable por la conectividad que hizo posible la transmisión del histórico concierto que brindo la banda heavy metal Metallica, desde la base Carlini, en la Antártida Argentina.


ARSAT participo de la realización de este histórico y único evento, brindando los servicios de conectividad para hacer posible la transmisión y posterior distribución a través de internet del espectáculo del grupo norteamericano.

La empresa acompaño la iniciativa impulsada por la Dirección Nacional de la Antártida (DNA), realizada con el objetivo de concientizar sobre el valor de la Antártida para el planeta y difundir las actividades científicas y pacíficas que allí se realizan.

Se prestaron servicios de conectividad satelital, estación terrena, internet y dispuso personal técnico de apoyo tanto en el continente blanco, como en su estación terrena en Benavidez.

Desde 2013 las bases Marambio y Carlini cuentan con conexión de internet satelital, servicios VoIP y Televisión Digital, a partir de la infraestructura instalada y servicios prestados por ARSAT, en el marco del plan Antártida Conectada, que también conectará a las bases Esperanza y San Martín.


La Base Carlini, donde se realizó el concierto propiamente dicho, está ubicada en la Caleta Potter, en la Isla 25 de Mayo de la Antártida. Allí se desarrollan actividades científicas, principalmente ligadas a las ciencias biológicas y a la meteorología. Esta base es operada y administrada por la Dirección Nacional del Antártico.

Antártida Conectada

En el marco del Plan Antártida Conectada, desde junio de 2013, se llevó a cabo a la instalación de antenas satelitales en la Base antártica Carlini y en la Base antártica Marambio. Gracias a la instalación de estas antenas, estas Bases cuentan con el beneficio de la Televisión Digital Abierta, así como de servicios de internet. Este plan también prevé la conectividad en las Bases Esperanza y San Martín.


La Base Carlini está ubicada en la Caleta Potter, en la Isla 25 de Mayo de la Antártida. Allí se desarrollan actividades científicas, principalmente ligadas a las ciencias biológicas y a la meteorología. 

La Base Marambio está ubicada en la Isla Marambio  sobre el Mar de Weddell. Allí se desarrollan actividades científicas y meteorológicas, así como acciones de transporte aéreo y marítimo. 

Además de instalar las antenas, los técnicos debieron montar un radomo en torno a las mismas, para protegerlas de condiciones climáticas extremas que caracterizan la región (vientos de hasta 300 km/h, y temperaturas que alcanzan los -50°C). Por este motivo, fue necesario desarrollar equipamiento capaz de tolerar estos factores ambientales, y evitar que las antenas se deterioren. El radomo es un recubrimiento en forma de burbuja, que protege una antena sin afectar sus propiedades lectromagnéticas, permitiéndole una mayor resistencia al viento y a las bajas temperaturas.

Con la llegada de estas antenas, la población de las Bases puede acceder a los mismos canales que se transmiten por la Televisión Digital Abierta en el territorio continental argentino. Además, la conectividad permite mejorar la comunicación con sus familias y promueve nuevas modalidades de recreación y esparcimiento, aportando no sólo a las actividades científicas y escolares, sino también al bienestar general del personal que se desempeña en la base. 

La instalación de las antenas en el territorio antártico constituye un caso emblemático tanto desde el punto de vista tecnológico como desde una perspectiva social, en la medida que la población de las bases antárticas requiere necesariamente de las comunicaciones satelitales por el difícil acceso, el aislamiento y la distancia del continente americano, variables que impiden o limitan la llegada de otros sistemas para la transmisión y recepción de señales.

El trabajo que llevan adelante los habitantes de las bases antárticas está orientado a profundizar las actividades científicas y técnicas con el fin de afianzar los derechos argentinos de soberanía en la Antártida. Brindar conectividad y acceso gratuito a la TDA favorece el logro de este propósito, a través de la inclusión digital de la población antártica, y posiciona a la Argentina a la vanguardia de la tecnología de comunicaciones en el territorio antártico.

Fuente: ARSAT

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.